El fiscal general de Perú, Pedro Gonzalo Chávarry, restituyó este miércoles a sus cargos a los dos principales fiscales, Rafael Vela y José Domingo Pérez, encargados de investigar los presuntos vínculos de corrupción de Odebrecht con expresidentes y políticos locales, a quienes había cesado el 31 de diciembre.

El cese de Vela y Pérez había provocado una ola de protestas contra el fiscal general, en las que se exigió su renuncia y recibió acusaciones de encubrimiento a dirigentes políticos investigados por este caso.

El equipo fiscal que dirige Vela tiene a su cargo la investigación a los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006); Ollanta Humala (2011-2016); Alan García (1985-1990, 2006-2011), y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018). 

También se investiga a la líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses por recibir supuestamente aportes ilegales de Odebrecht en su campaña de 2011.