El pasado 21 de noviembre se reunieron en Guatemala los cancilleres de ese país, Honduras, El Salvador y México, con el propósito de coordinar planes de acción y prevención ante una posible estampida migratoria de indocumentados en Estados Unidos.

Luego de las primeras declaraciones otorgadas por el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, en las cuales se refirió acerca de su lucha contra la migración ilegal en su país, la cual generaría una deportación de alrededor 3 millones de personas que permanecen allí sin permiso de residencia y con antecedentes penales, los países de centro América se reunieron para planear la estrategia de protección para ellos.

Publicidad

“Tenemos que ser muy prudentes, para no generar pánico, porque tenemos que transmitir confianza, tranquilidad a nuestra población allá” expresó Carlos Raúl Morales Moscoso, Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala.

Por su parte la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Claudia Ruiz Massieu, dijo que se está trabajando “en un programa laboral” para ayudar a los flujos migratorio en Centro América.