Congresistas de Estados Unidos revelaron más de 3.000 anuncios de Facebook comprados por un grupo ruso que buscaba boicotear las elecciones presidenciales de noviembre del 2016, en las que resultó electo Donald Trump.

Legisladores demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes denunciaron que Internet Research Agency, una empresa con sede en San Petersburgo Rusia, publicó 3.000 anuncios en Facebook entre 2015 y 2017 con los que buscaban “crear caos político y herir la democracia estadounidense».

Según los congresistas, miembros de esta empresa se hicieron pasar por estadounidenses y crearon páginas en esta red social destinadas a diferentes públicos. Desde estas compraron miles de anuncios, algunos de los cuales fueron vistos por millones de personas

Las publicaciones no respaldaban a un candidato específico, sino que propagaban mensajes incendiarios sobre temas sensibles, como la inmigración y el racismo.

El fiscal especial Robert Muelleracusa a esta compañía de lanzar una «guerra informativa» contra dichas votaciones.