Los artefactos incendiarios que estallaron en Bogotá el pasado fin de semana habrían sido puestos por gente de las FARC. El Ministerio de Defensa ha identificado cinco cabecillas guerrilleros que estarían detrás de las acciones terroristas.

De acuerdo con las informaciones que manejan las autoridades, los atentados habrían sido ejecutados por grupos de las FARC que actúan en la zona de Sumapaz y no por milicias urbanas, como pensaban inicialmente.

Los organismos de inteligencia revelaron las fotografías de los cinco comandantes guerrilleros que durante las últimas semanas ordenaron extorsiones y explosiones de petardos incendiarios en Bogotá. Todos hacen parte del bloque noroccidental, José María Córdoba.

Los señalados son: Alias “Marlon” y “Yemirson”, comandantes del frente 51, Nelson Robles jefe del frente 55 y alias “Bayron” del bloque Sumapaz.

“Sabemos que ellos son parte responsable de estas extorsiones”

Los agentes conocieron que estos subversivos, dirigidos por Antonio Lozada y José Máximo Calderón, alias “Albeiro Rodríguez,” comisionaron guerrilleros rasos para extorsionar hipermercados y centros comerciales.

Según las autoridades, estos subversivos son los mismos que derribaron el helicóptero militar el pasado cuatro de agosto cerca a Melgar, Tolima, y en el ataque murieron un Coronel, un Teniente y un Suboficial de la Fuerza Aérea.