(La sigiente es la información publicada por eltiempo.com) La revista Cambio publica facsímiles de los pagos que se le hicieron entre el 18 de agosto del 2005 y el 28 de septiembre del 2006, según Yidis Medina, por no asistir a la votación de la reelección. 

Los documentos fueron entregados a los magistrados por Medina, detenida por el escándalo de la supuesta compra de votos durante la discusión de ese acto legislativo en el 2004.

La versión de Yidis es que esas consignaciones, que fueron a una cuenta de Avendaño en Bancafé y a otra de su esposa, Luz Myriam Sabogal, en Bancolombia, las recibió el político conservador por ausentarse de la sesión de la Comisión I de la Cámara el día de la votación. Ayer, ubicado por periodistas de EL TIEMPO en la sede del Conservatismo en Caicedonia (Valle), Teodolindo aseguró: "Lo que tengo que decir lo diré ante la honorable Corte Suprema".

Se espera que en la misma decisión que tome sobre la solicitud de sentencia anticipada que hizo hace una semana la defensa de Medina, la Sala Penal tome medidas en el caso de Teodolindo.

Lo que dice Yidis es que tanto a ella como a Avendaño el Gobierno les ofreció, entre otras cuotas burócraticas, notarías a cambio de que no se atravesaran en el camino de la reelección. Según esa versión, como Teodolindo finalmente no recibió la Notaría 67 de Bogotá se acordó que quien fuera designado para ese cargo le pagaría en cuotas 450 millones de pesos. Los 221 millones de los comprobantes entregados a la Corte serían parte de esa plata.

Las consignaciones las hicieron César Guzmán, un miembro del equipo de Medina, y varios de sus allegados. Guzmán, además, fue una de las fichas que Yidis logró ubicar en cargos públicos en el Magdalena Medio tras su voto a favor de la reelección. Aunque el titular de la Notaría 67, Luis Camilo Omeara Rivera, negó haber pagado por su despacho, Medina entregó un pagaré por 450 millones de pesos que él y Luis Escalante Viana supuestamente firmaron a favor de Teodolindo Avendaño el 27 de septiembre del 2005.

La maniobra, según Yidis, fue acordada con el entonces viceministro del Interior, Hernando Angarita, quien supuestamente seguía órdenes de su jefe, el entonces ministro Sabas Pretelt de la Vega. Pretelt, hoy embajador en Italia; el ministro de Protección, Diego Palacio; el hoy fiscal Mario Iguarán y Hernán Angarita, entre otros altos funcionarios, han sido mencionados por Medina y la Corte evalúa si compulsa copias a los organismos respectivos para que sean investigados. Ayer, el ministro Palacio le pidió al fiscal, Mario Iguarán, que le revele los presuntos cargos de los que lo acusa Yidis Medina, en el proceso por cohecho.

Palacio señaló que la idea es defenderse y proteger su nombre. Al tiempo, expresó que está dispuesto a declarar ante su despacho si es solicitado.

Corte pidió declaraciones a Iguarán y a Sabas Pretelt La Sala Penal de la Corte Suprema pidió formalmente al embajador en Italia, Sabas Pretelt de la Vega, y al fiscal general, Mario Iguarán, que den su explicación sobre el trámite del acto legislativo sobre la reelección. Los dos funcionarios, que en el 2004 eran Ministro del Interior y de Justicia y Viceministro de Justicia, respectivamente, fueron mencionados por Yidis Medina en los supuestos arreglos burocráticos para garantizar la aprobación del proyecto.

El 10 de abril pasado, la Corte reabrió la investigación contra Medina por el tema de la reelección, que había archivado semanas antes.

Lo hizo con base en las declaraciones públicas de Yidis en las que reconoció que recibió prebendas a cambio de su voto en la Comisión I de la Cámara. La Corte también pidió que los otros funcionarios enredados por Yidis -el ministro Diego Palacio y el ex secretario de Palacio Alberto Velásquez, entre otros- también entreguen su versión.

Una vez tome la decisión sobre la solicitud de sentencia anticipada que hizo la defensa de Medina, la Corte determinará si compulsa copias contra esos funcionarios a las instancias respectivas. (Con información de El Tiempo.com)