El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, revivió una polémica reforma política electoral que permitiría al Presidente de la República ejercer su cargo por 5 años sin posibilidad de reelección y en la cual ya no tendría vida la figura del vicepresidente.

La propuesta, que daría un vuelco a la normativa electoral del país, también plantea la reducción de la edad para votar en elecciones populares de 18 a 16 años, el voto obligatorio por dos periodos, financiación pública del 100% de las campañas y las listas cerradas para el Congreso. Además, así como la Presidencia, busca unificar también los periodos de la Procuraduría, Fiscalía, Alcaldes y Gobernadores.

El jefe de la cartera denominó la propuesta como una “revolución pacífica” que, en coordinación con la ciudadanía, busca una reforma integral a la política, al sistema electoral y la participación ciudadana.

Para darle vida a la reforma ante el Congreso, el Gobierno hará una campaña a través de las redes sociales denominada “REDforma Política” a través de la cual los ciudadanos harán sus propuestas en concreto y presentarán preguntas al proyecto con el fin de robustecer la propuesta.

Publicidad