El Consejo de Estado tumbó la decisión que había suspendido la sanción impuesta por la Contraloría Distrital de Bogotá al actual senador Gustavo Petro por la reducción de tarifas de TransMilenio cuando fue alcalde de la capital.

La decisión fue adoptada por el magistrado Oswaldo López, de la Sección Primera del Consejo de Estado, al resolver la apelación de la Contraloría contra la sentencia del Tribunal de Cundinamarca.

Según el fallo, la medida cautelar fue adoptada por un solo magistrado cuando la decisión debía ser tomada por toda la sala del Tribunal, teniendo en cuenta que es un proceso de primera instancia.

“Si bien el juez o magistrado ponente de manera unipersonal puede decretar medidas cautelares ellos sólo es posible en las corporaciones colegiadas en los procesos de única instancia pero cuando se trate de asuntos de primera instancia que conozcan los jueces colegiados la decisión le corresponde adoptarla a la respectiva sala”, indica la sentencia.

Para el contralor Distrital de Bogotá, Juan Carlos Granados, con esta decisión del Consejo de Estado la sanción de más de 217 mil millones de pesos impuesta al senador cobraría vigencia.

“Al revocar la suspensión de los efectos lo que quiere decir es que la sanción de la Contraloría entraría en vigor y entonces quedaría vigente la inhabilidad contra el responsable del daño fiscal, lo que generaría que la persona no puede ejercer funciones públicas ni contratar con el estado”, indicó el contralor Distrital.

Gustavo Petro presentó una demanda ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca contra ese fallo de la Contraloría que lo sancionó por ordenar la reducción de tarifas de TransMilenio, lo cual supuestamente habría ocasionado un daño fiscal.