Un gran revolcón en la Superintendencia Nacional de Puertos y Transporte tiene listo el Gobierno nacional.

En la nueva Superintendencia se fortalecerán las facultades sancionatorias y serán ampliados los mecanismos de prevención de incidentes en los sistemas de transporte.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, explicó que será un ente de vigilancia sólido enfocado a proteger al usuario y con facultades sancionatorias endurecidas frente a toda la cadena logística que conforma el sector.

“Es un revolcón para reforzar la vigilancia y el control sobre todos los actores de la cadena logística del sector”, dijo a CM& la ministra.

La idea es que la Superintendencia una vez sea reestructurada, no se dedique a imponer multas a transportadores como ha sido tradicional.

Los cambios en la estructura de la Superintendencia se harán por decreto, mientras que el mejoramiento de las facultades sancionatorias será mediante un proyecto de ley o en el plan de desarrollo.

El decreto con los ajustes será firmado por el presidente Iván Duque este viernes cuando se lanza el programa nacional SITRA (Sistema Integral de Tránsito y Transporte).