En la madrugada del viernes 5 de diciembre fueron robadas 14 armas, once pistolas y tres fusiles, de la armería de la estación de carabineros de Suba en Bogotá.

El general Humberto Guatibonza, director de la Policía de Bogotá, aseguró que ya se tienen retratos hablados de los sujetos que perpetuaron el robo y no va a escatimar esfuerzos en esclarecer lo sucedido.

Precisamente una de las medidas que tomó el General para iniciar la investigación consiste en practicarle la prueba del polígrafo a todos los uniformados que integran la estación de carabineros en Suba.

“Habían tres personas de turno anoche, prestando el servicio, uno de ellos no respondía a la comunicación de los compañeros, fueron a verificar y lo vieron desmayado en el suelo” explicó el general Guatibonza. El patrullero que al parecer fue drogado, fue hospitalizado y después de su recuperación será parte clave de la investigación.

El general Guatibonza se comprometió a recuperar el armamento. “Voy a llegar a las últimas consecuencias. Me llegue el agua a donde me llegue, voy a recuperar ese armamento”, concluyó.