Más de 200 adolescentes inventores se reunieron hoy en Bogotá para concursar por el robot más creativo.

Un grupo exclusivamente de niñas está entre los finalistas e hizo equipo con uno de niños discapacitados.

A simple vista era un centenar de personas haciéndole barra a unos carritos a control remoto, pero había que acercarse para entenderlo mejor… Eran robots controlados, diseñados y construidos por más de 230 jóvenes entre 14 y 18 años que competían en equipos por un viaje a la NASA  a la feria mundial  de robots.

Pero los que se robaron el show fueron «Aquiles» y «El Puma»… «Aquiles» por ser hecho, representado con talento y apoyo cien por ciento femenino…

Y «El Puma» porque su diseño y armado estuvo a cargo de niños con discapacidad…

Y porque además llegó a la semifinal comandado por un niño con una sola mano que dio una lección de superación y destreza…

Características que aunque arrancaron los más entusiastas aplausos, no alcanzaron para ganarse el viaje pero si la satisfacción de hacer llegado más lejos con menos.