La gobernadora del Magdalena que en una declaración pública dijo ser atacada con una grabación apócrifo admitió en privado que la que sonaba en el audio era su voz.

La grabación es aquella en la que la gobernadora le pide a los proponentes del contrato para los kits escolares no pelear y repartirse el negocio pacíficamente.