Luego del envío de los dos bombarderos nucleares rusos a Venezuela para hacer maniobras conjuntas, ahora el Kremlin se prepara, según la agencia rusa TASS, para instalar una base militar en la nación suramericana, que tendría lugar en la isla de La Orchila, a unos 200 kilómetros al noreste de Caracas, en medio del Mar del Caribe.

Según altos militares rusos, con esta base las aeronaves del Kremlin ya no tendrían que regresar a su territorio y podrían realizar vuelos, ejecutar misiones y patrullar América para luego volver a la base en Venezuela.

La isla ya habría sido recorrida por las autoridades rusas hace más de 10 años cuando fue calificada como un punto estratégico.
Por su parte, el líder chavista Diosdado Cabello negó dicha afirmación y aseguró que ojalá fuera así y Rusia instalara no una, sino varias bases militares en Venezuela.