Durante el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia vetó una propuesta de Estados Unidos para establecer un nuevo mecanismo que investigue y atribuya responsabilidades por el uso de armas químicas en Siria.

Esta resolución estadounidense recibió el respaldo de doce países, la abstención de China y el voto en contra de Rusia y Bolivia.

Durante este encuentro, Rusia propuso hoy otras dos resoluciones, una para crear un mecanismo de investigación con un funcionamiento distinto y otra para respaldar que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) analicen lo ocurrido en Duma.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió responder «contundentemente» al presunto ataque y dijo que tomará una decisión en las próximas horas sobre posibles represalias, incluidas acciones militares.

Rusia, por su parte, acusó hoy a EE.UU. de querer utilizar el veto de su resolución como un «pretexto» para atacar al Gobierno sirio.