Alcaldes de ciudades capitales se reunieron en Bogotá e hicieron un urgente llamado al Gobierno Nacional para que disponga de mayores recursos que permitan atender, sobre todo en temas de salud y educación, a los miles de venezolanos que a diario llegan a sus municipios y elevan la carga de necesidades sociales a cubrir.

Los mandatarios de Yopal y Valledupar denunciaron que los índices de criminalidad han aumentado por la presencia de ciudadanos venezolanos.

“Lamentablemente, los últimos asesinatos y hechos de raponazos, hurtos y riñas y peleas han sido protagonizados por venezolanos”, denunció el alcalde de Valledupar, Mello Castro.

Mientras que su colega de Yopal, Luis Eduardo Castro, ha iniciado brigadas de control de seguridad y recuperación del espacio público porque, asegura que “los venezolanos están inmersos en robos, microtráfico, prostitución y utilizan el espacio público como baño”.

La preocupación de los alcaldes es mayor en ciudades como Riohacha, que de 280.000 habitantes, cuenta con 60.000 venezolanos.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en Colombia ya hay 1’935.000 ciudadanos venezolanos, 350.000 de ellos en Bogotá.

“Las migraciones en pleno Siglo XXI son fenómenos del que Colombia no escapa y por eso sería falta de criterio tratar a la población venezolana que llega a nuestro país en busca de mejores oportunidades con actos de discriminación o repudio”, afirmó el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina.