Según lo ha dado a conocer en un informe la Organización Mundial de la Salud, OMS, se estima que cerca de siete millones de personas mueren cada año debido a los altos niveles de contaminación.

Cuando las partículas finas, que contiene el aire contaminado, penetran profundamente en los pulmones y el sistema cardiovascular provocan enfermedades como accidentes cerebrovasculares, cardiopatías, cáncer de pulmón, neumopatía obstructiva crónica e infecciones respiratorias como la neumonía.  

En lo que tiene que ver con Colombia, las condiciones meteorológicas en el país, sumado al incremento de incendios y quemas en la Costa Atlántica y los Llanos Orientales, han aumentado la concentración de partículas en la atmósfera de Bogotá y la región. 

Por esta razón la Secretaría Distrital de Salud dio a conocer una serie de recomendaciones con el fin de cuidar la salud de los ciudadanos durante esta alerta naranja ambiental que ha decretado el Distrito de Bogotá.  

Población general

  • No realizar actividad física al aire libre.
  • Estar atento ante dificultades respiratorias, si estas de presentan asistir inmediatamente al médico.
  • Intensificar medidas de higiene y lavado de manos.
  • Intensificar medidas de limpieza en la vivienda utilizando trapero húmedo.
  • Lavado de alimentos.
  • Realizar ingreso a jardines y colegios antes de las 7- 7.30 am y salida a las 3 y 4 pm.
  • Consumir abundante agua y evitar bebidas azucaradas y gasificadas.
  • El uso de los tapabocas sencillos no son de utilidad, se requiere de mascarillas con filtros para evitar los contaminantes del ambiente. Población de alto riesgo (problemas crónicos respiratorios, cardiovasculares y diabéticos)
  • Utilizar tapabocas N95 en espacios abiertos.
  • Monitoreo de condiciones de salud en hogares geriátricos o gerontológicos.
  • Evite el consumo de tabaco, quema de basuras u otro tipo de materiales.

Población menor de 5 años

Publicidad
  • Restricción máxima al aire libre en niños menores de dos años que sean oxígeno requirientes, con antecedente y utilización actual de inhaladores y broncodilatadores, antecedente de enfermedades obstructivas agudas o crónicas (bronquilitis o bronconeumonía)
  • Uso de tapabocas únicamente para niños mayores de 3 años en la calle.
  • Limpieza nasal en niños con suero fisiológico o solución salina normal tibia de manera mínimo tres veces al día.
  • Revisar y completar esquemas de vacunación

Consulte inmediatamente al médico si un menor de 5 años presenta:

  • Decaimiento a pesar de no tener fiebre.
  • Permanece somnoliento o irritable.
  • Respira rápidamente, le “silba el pecho” o se le hunden las costillas.
  • Tiene fiebre persistente durante más de tres días o es difícil de controlar.
  • No come nada o vomita todo.
  • Tiene ataques o convulsiones.
  • Tiene tos persistente, que le provoca nauseas, vómito o que se ponga rojo.
  • Hay cambios de coloración en los labios y la piel.

Para la población adulto mayor de 60 años, gestantes o inmunosuprimidos

  • Restricción máxima al aire libre en adultos mayores que requieren oxígeno, con antecedente y utilización actual de inhaladores y broncodilatadores, antecedente de enfermedades obstructivas agudas o crónicas (EPOC o bronconeumonía, bronquitis y enfermedades cardiovasculares como Hipertensión, falla cardiaca, enfermedad coronaria, diabetes y enfermedad cerebrovascular).
  • Uso de tapabocas únicamente para adultos mayores. En caso de que sea necesario salir a espacios abiertos.
  • No interrumpir los medicamentos.
  • Adultos que aún no se hayan aplicado la vacuna contra el neumococo deben acercarse a un punto de Vacunación para que les suministren la dosis.

Consulte inmediatamente al médico si una persona mayor presenta:

  • Confusión o alteraciones de conciencia
  • Fiebre difícil de controlar
  • Respira rápidamente, le “silba el pecho” o ruidos al respirar
  • Dolor precordial