En la asamblea de accionistas de la empresa de acueducto, alcantarillado y aseo de Barranquilla, Triple A, la sociedad de activos especiales, que adelanta el proceso de embargo de las acciones de la española Inassa, asumió la mayoría en la nueva junta directiva escogida este martes.

De esta manera, cuatro de los cinco integrantes de la junta son del resorte de la SAE y vinculó a un accionista minoritario como suplente.

Mauricio Solórzano, vicepresidente Jurídico de la SAE dijo, “la representación del Distrito de Barranquilla corresponde a un renglón principal con su respectivo suplente. Los cuatro renglones restantes de principales y suplentes, correspondía la postulación a la SAE. La SAE en condición de hacer una junta incluyente y vincular a toda la ciudadanía de Barranquilla, aceptó incorporar un cargo suplente que represente a los accionistas minoritarios que son más de cinco mil ciudadanos barranquilleros”.

La nueva junta directiva conocerá el estado financiero y de actual gestión de la empresa de servicios. También analizará las acciones que se adopten en el devenir de la entidad.

“La junta hará un diagnóstico temporal de la sociedad y en la medida en que vaya evaluando las necesidades que la sociedad debe afrontar los movimientos, que haga de su junta. Sin embargo, la vocación es de permanencia”, sostuvo Solórzano. 

Por decisión de la Fiscalía, la SAE comenzó a administrar el 82 por ciento de las acciones de la empresa Triple A, por 202 mil millones de pesos.