La ministra de Educación, Yaneth Giha, se pronunció con respecto a la declaración de insubsistencia para el recién salido de su cargo como director de Colciencias, César Ocampo. 

“La decisión tomada por el presidente de la República busca, única y exclusivamente, asegurar la eficiencia y transparencia en el manejo de Colciencias”, inició la ministra. 

Aseguró además que “en los últimos meses se habían detectado acciones en la Dirección de la entidad que afectaban su eficiencia administrativa y misional”.

Asimismo, manifestó que en el último mes, “el doctor Olaya escribió cuatro cartas al director saliente con copia a Control Interno y al grupo directivo de la entidad llamando la atención sobre decisiones y omisiones que afectan gravemente el normal desarrollo de las funciones de Colciencias”. 

Por su parte, Alejandro Olaya, el nuevo director de la entidad, mencionó las resoluciones que consideraba afectaban el normal desarrollo de las funciones de Colciencias. 

Detalló las cuatro comunicaciones enviadas a la dirección general que demostraban algunas irregularidades en contratación y cronograma para el año 2018. 

La primera de ellas es del 22 de diciembre del año anterior, es esta se llama la atención al director general acerca de una resolución en la cual los días anteriores había derogado todas las competencias y delegaciones de contratación pública de todas las aéreas de la entidad y concentrando exclusivamente la potestad de contratar todos los recursos de la entidad única y exclusivamente en el director general”, manifiesta Olaya. 

Y continúa, “la segunda es una comunicación que se radica el 26 de diciembre donde se pide instrucciones a la dirección general en cuanto a que es necesario y se tiene que cancelar el comité de subdirección, debido a la resolución anterior este comité quedó inoperante y toda la toma de decisiones en procesos de contratación quedó detenida en la entidad, esto con las implicaciones que tiene en el cierre de fin de año”.

“La siguiente comunicación es del 28 de diciembre, en esta se advierte sobre los graves riesgos y problemas que tiene la entidad por, a la fecha, no contar con planeación institucional para el año 2018. En esta comunicación se relacionan todas las sesiones de trabajo que desde el mes de octubre se tuvieron con las aéreas técnicas de la entidad para construir la planeación estratégica del año siguiente”, según el ahora director, el 28 de diciembre no se había aprobado la planeación con el argumento que necesitaba más tiempo, “se advierte que esto es grave para la entidad”. 

Finalmente, “el 9 de enero se radica la cuarta comunicación, que hace una descripción sobre los riesgos para la operación de la entidad sobre no tener contratistas aprobados a la fecha. Es fundamental que desde el año anterior se realizaron 14 sesiones de trabajo con las diferentes aéreas técnicas de la entidad para definir las necesidades de contratistas del año siguiente, la información se envió a la dirección general para iniciar operación de la entidad en enero (…)  esa solicitud no tuvo eco y no nos queda otra alternativa que colocar estas alertas para garantizar al adecuado funcionamiento de la entidad”.  

Lea aquí las comunicaciones completas enviadas por Alejandro Olaya