San Vicente de Chucuría, en Santander, tuvo campos minados desde los años 60 hasta hoy. El gobierno declaró a éste como el primer municipio libre de minas en el país y anunció un plan de acción sobre los 20 más afectados.

En esta zona operó también el ELN, guerrilla para la que el presidente también anunció un gesto: la búsqueda de los restos del guerrillero y cura Camilo Torres.