En visita al departamento del Atlántico, el presidente Santos aprovechó para iniciar sin anunciarlo la campaña a favor del plebiscito que ratificará o negará los acuerdos de paz, en contraposición con la recolección del firmas del uribismo para oponerse.

El jefe de estado le dio la vuelta las consignas de Centro Democrático y dijo que la campaña de este partido es para que las FARC sigan en guerra.