La llamada ciudadela de la paz que se asentó en la plaza de Bolívar en Bogotá para exigir un acuerdo entre el Sí y el No ya, cumple 25 días albergando a más de 270 estudiantes y a otras personas bogotanas.

Las inclemencias de la temporada de intensas lluvias, no los han hecho desistir de su propósito, por el contrario su resistencia está intacta.

Sus noches transcurren entre música, asambleas y el hambre se amortigua con las donaciones que les hacen llegar permanentemente.

Una población de paz de más de dos centenares de habitantes exige organización y ésta se ha ido formando con el paso de los días, por ejemplo a la hora de repartir los alimentos para que nadie se quede sin su porción.

Publicidad

Estos jóvenes recibieron intempestivamente la visita del presidente Santos, quien llegó sin anuncio preciso a saludarlos.

Con la promesa presidencial los jóvenes esperan que los acuerdos se destraben y los colombianos reciban el año nuevo con juegos de luces y de paz.