La persona que convenció a los miembros del secretariado de las Farc para que se sentaran a negociar la paz con el gobierno de Juan Manuel Santos fue el presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías.

“El mejor tributo que podemos rendir a la memoria de Hugo Chávez es cumplir con ese sueño que él compartió con nosotros de llegar a un acuerdo del fin del conflicto y ver una Colombia en paz”, dijo Juan Manuel Santos.

El 10 de agosto de 2010, en una reunión entre Santos y Chávez en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, lugar donde Bolívar pasó sus últimos días, comenzó el plan.

Nicolás Maduro reconoció que “estaba cumpliendo el presidente Santos años ese día y allí fue la primera conversación que hubo sobre esta perspectiva”.

Publicidad

A partir de ese momento, Chávez delegó a su ex ministro Ramón Rodríguez Chacín para que se contactara de forma secreta, con autorización del gobierno bolivariano y el de Colombia, con los líderes de las Farc.

Según el máximo líder de la guerrilla de las Farc, Timockenko, “este proceso nos tocó comenzarlo en condiciones sumamente complejas para nosotros”.

Timockenko recordó la crisis que vivió el proceso de paz cuando el Ejército dio de baja al jefe máximo de esa guerrilla ‘Alfonso Cano’ el 4 de noviembre de 2011, época en la que nadie sabía que se estaba buscando las condiciones para negociar la paz.

“Ellos creían que nosotros nos íbamos a echar para atrás hasta donde habíamos llegado”, mencionó Timockenko.

El presidente Santos le pidió en esa época a su homólogo Chávez recibir a ‘Timochenko’ en Caracas para convencerlo para que continuara en la negociación secreta. En esa época el mandatario colombiano se desplazó a Caracas para pedirle ayuda a Chávez.

Posteriormente, Timochenko viajó a Caracas de forma confidencial. Como lo hizo en otra oportunidad cuando fue a La Habana cuando a Chávez se le detectó el cáncer.