El exguerrillero Jesús Santrich, puso fin este jueves a la huelga de hambre que adelantaba desde hace 32 días en protesta por su detención con fines de extradición, que ordenó la Fiscalía a solicitud de la justicia de los Estados Unidos, revelaron a CM& fuentes de entero crédito.

Por mediación de una comisión humanitaria, autorizada por el Gobierno, la Fiscalía y la Iglesia, Jesús Santrich, fue  trasladado a una edificación de propiedad del Episcopado colombiano, donde opera la Fundación Caminos de Libertad, ubicado en el histórico barrio de La Candelaria y a pocas cuadras de la casa de Nariño.

El excomandante de las Farc, al cumplir este jueves 32 días de huelga de hambre, acepto la gestión que realizaron algunos dirigentes políticos, de la iglesia católica colombiana y de organismos internacionales, que lo convencieron para que desistiera de poner fin a la huelga de hambre que adelanta desde el día 9 de abril, cuando fue detenido por la Fiscalía colombiana con fines de extradición.

Santrich desde entonces, se niega a ingerir alimentos y tampoco ha aceptado ser alimentado por vía intravenosa.

Publicidad

Ante la inminencia de su muerte por inanición, la Fiscalía autorizó la gestión de personalidades nacionales y extranjeras, encabezadas por Iván Cepeda y Álvaro Leyva Durán, quienes consiguieron que él fuera llevado a la casa religiosa que tiene vigilancia del Inpec.

Santrich fue capturado como resultado de una investigación de los Estados Unidos, a través de la DEA, que duró más de seis meses, hasta cuando los agentes reunieron las pruebas para presentar su caso ante una corte federal estadounidense, por presunta responsabilidad en el narcotráfico.

Santrich, está involucrado en un grupo que la DEA llamó La Familia, conformado entre otros por Armando Gómez España, Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez, y Fabio Simón Younes, todos pedidos en extradición.

Pero Marín salió de Colombia protegido por los Estados Unidos y se convirtió en el principal testigo contra Santrich.

El dirigente del ahora partido político FARC, cuyo nombre es Seusis Pausis Hernández, fue pieza fundamental en las negociaciones de paz de La Habana que concluyeron con un acuerdo para la desmovilización y el desarme de las Farc, como lo recordaron a CM& Álvaro Leyva Durán e Iván Cepeda.

El traslado de Jesús Santrich a la Casa Caminos de Libertad, contó con el visto bueno del gobierno nacional, a través del ministro de Justicia y del Episcopado colombiano, por el cardenal Rubén Salazar y el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Óscar Urbina, así como del propio fiscal general de la nación y estará bajo la vigilancia del Instituto Nacional Penitenciario, INPEC.

Carlos Ruiz