El sargento Arbey Delgado dijo en diálogo con la W radio que en 1998, cuando ocurrió la toma de Miraflores, él debía estar en vacaciones como otros de sus compañeros. Aseguró que para esa época tenían anualmente vacaciones obligatorias, pero que a él no se las dieron.

Además comentó que a otros secuestrados de las FARC rescatados durante la operación Camaleón en junio de 2010 los han enviado al exterior. “A los seis meses mi general Naranjo decide mandar a mi general Mendieta para España y a otros dos compañeros para Chile… Yo esperaba eso, pero a mi ofrecen ir al Sinaí… No quiero eso para mí, yo quiero estar en la Unión Europea explicando el conflicto interno…”, agregó.

El sargento Delgado afirmó que en la última junta médica le dijeron que estaba incapacitado en un 74%, pero para él eso no es impedimento para dar una conferencia en el exterior. Delgado dijo que busca una conciliación con el Estado por 14 mil millones de pesos, por las conclusiones que arrojó la junta médica y la crisis familiar que dejó el secuestro.