El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, se refirió a la resolución de la ANLA, la cual ordenó suspender las obras del proyecto, para darle prioridad a aquellas que atiendan la emergencia.

 “De manera preventiva le impone unas medidas a EPM, en primer lugar para superar la situación de imposición preventiva, contrate a unos peritos expertos, nacionales e internacionales, que hagan un diagnóstico a profundidad de las medidas y la hoja de ruta más acertada que se deba tener para superar la contingencia que se tiene y que ya obviamente se ha estabilizado”, aseguró Murillo.   

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, respaldó la medida.  

“Yo encuentro muy razonable la decisión que tomó el ANLA de exigir que Empresas Públicas de Medellín y la sociedad Hidroituango contraten un perito de categoría, independiente, autónomo que diga cuál es la verdad sobre Hidroituango. Eso nos sirve a todos”, manifestó Pérez.

Por su parte, el geólogo y profesor de la Universidad Nacional, Modesto Portilla, apoyó la decisión de la ANLA y aseguró que se necesita una solución pronta para desocupar el embalse, de lo contrario la presa colapsará.  

“El proyecto como tal va a la falla. No han hecho absolutamente nada que controle el nivel del estado del macizo rocoso, que era el que debiera estado reforzándose de alguna manera y eso no está ocurriendo. Cuando se está trabajando en el muro no tiene nada que ver con controlar el nivel de amenaza, que en este caso sería desembalsar la cantidad de agua que hay ahí”, sostuvo Portilla.  

De acuerdo con la ANLA, la medida preventiva solo se levantará cuando se conozcan los resultados del informe de los peritos internacionales que deberá contratar EPM.

Publicidad