La Constructora Gisaico, adelantaba las obras del puente Chirajara en la vía Bogotá – Villavicencio, que sufrió el desplome de una de sus placas.

En Medellín esta constructora tuvo participación en el intercambio vial de la transversal inferior con Los Balsos en el barrio El Poblado al sur de Medellín; una de las obras más polémicas y con más irregularidades de esta ciudad.

Publicidad

En el año 2015 la Constructora Gisaico, encargada del puente desplomado de Chirajara en la vía Bogotá – Villavicencio, recibió las obras al primer contratista.

La secretaria de Infraestructura de Medellín, Paula Palacio, manifestó: »ese contrato lo recibe como una sesión de un contrato que ya se venía ejecutando por un primer contratista que presentó muchísimas dificultades en el sistema constructivo como en el estado en el que dejó la obra este contratista llega a ser una sesión para ayudar a terminar y desafortunadamente en la evolución se presentan problemas estructurales y se termina la adición presupuestal».

Según las autoridades de infraestructura, las fallas obedecerían a los diseños del primer contratista y Gisaico que continuó las obras. Será una investigación de organismos de control la que determine de quién es la responsabilidad de las fallas del intercambio en los Balsos.

‘’Es un proceso que está en términos sancionatorios, esto lo está investigando la Contraloría, la Procuraduría y el Consejo Nacional de la Ingeniería a través de su comité de ética’’, agregó Palacio.

Un año estuvo la Constructora Gisaico a cargo de las obras en los Balsos, el contrato fue de aproximadamente 3.000 mil millones de pesos, por términos legales no pudo tener más adiciones y fue entregada a Conconcreto y en 2017 fue inaugurada.