Así lució por más de veinte días la frontera entre Colombia y Ecuador, por cuenta de la decisión de los camioneros de la región de parar sus camiones hasta tanto no los trataran, según ellos, de la misma forma que a los ecuatorianos.

Es que no es justo.

Pasaron veinte días de paro y nueve de huelga de hambre, hubo heridos, perdidas materiales y enfrentamientos con la policía

Pare, pare, pare

Hasta que hoy, por fin, llegó a Ipiales el ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego, acompañado del Canciller de Colombia Fernando Araujo para arreglar la situación.

Desde el primer día hemos estado atentos a los temas.

Después de varias horas de reunión, muchas propuestas y pocos acuerdos.

Vemos bien, ahorita les damos las declaraciones.

El Gobierno cedió, los transportadores estuvieron de acuerdo y  de voz del jefe de la cartera, la historia del paro, se terminó.

Como viene restableciéndose la normalidad, haya plena normalidad en el sur de Colombia.

Esta noche los camiones serán retirados de la vía y hasta el 18 de abril, las dos partes trabajarán en un acuerdo, para establecer una tarifa oficial, con la que todos queden satisfechos.