El Puesto de Mando Unificado mantiene en alerta roja los municipios de Valdivia, y su corregimiento de Puerto Valdivia, Tarazá y su corregimiento de Puerto Antioquia, y Cáceres.

Estas comunidades deben cumplir la orden de evacuación debido a que el nivel del agua que sale del túnel de desviación de Hidroituango podría aumentar súbitamente ocasionando una creciente aguas abajo del sitio de la presa.

Pablo Puerta, oficial de enlace del Dapard, explicó la causa de la alerta naranja, «porque como es más encañonado, el río llega en menos tiempo y con más caudal. Como ahí comienza a abrirse y tiene menos profundidad, el tiempo ya es más lento entonces sigue la alerta naranja».

Publicidad

Los municipios de Nechí y Caucasia, que están en alerta naranja, deben seguir atentos a las indicaciones de las autoridades y organismos de asistencia. Así mismo, los municipios ubicados aguas abajo, a partir de San Jacinto del Cauca, que están en alerta amarilla.

«Estas son crecientes súbitas, avenidas torrenciales que vienen mezcladas con lo que el río trae en el camino, porque hay arrastre de materiales, de árboles y eso va generando taponamientos. Es lo mismo que sirve para dañar los puentes y muchas obras que hay ahí”, sostuvo el oficial.

Actualmente no se están haciendo colectas de ayudas humanitarias. Pero sí se están entregando las ayudas en los albergues.

Puerta aseguró que «hacia Puerto Valdivia hemos entregado 800 kits de alimentos, hemos entregado 100 kits de aseo familiar, 100 kits de cocina, 1.500 cobijas, 1.500 sábanas y 1.500 colchonetas».

El Dapard ya tiene registro de personas que no son de la región y han llegado a pedir ayudas.

«En la ribera del río entre Puerto Valdivia y Cáceres, estaban apareciendo inclusive más aguas abajo, casi quinientas familias nuevas que no estaban registradas. Entonces tenemos un problema en eso; por eso se tuvo que convocar a la Registraduría para venir, mirar y evaluar esta migración de personas de otras ciudades», dijo el oficial Pablo Puerta.

Con perifoneos por las zonas de riesgo se alerta a las poblaciones que habitan las riberas del río Cauca, aguas abajo, sobre la importancia de salvaguardar su vida.