La caleta de Salvatore Mancuso encontrada esta semana reveló que siete personalidades de Córdoba, le habrían servido de testaferros al jefe paramilitar. La noticia va a crecer mucho porque los señalados son personas importantes de la zona.

De los siete presuntos testaferros, uno ya falleció. La identidad de los seis restantes permanece reservada para no entorpecer las investigaciones.

«Los siete de Mancusso», es el nombre con el que las autoridades reseñaron los nombres de los principales colaboradores de Salvatore Mancusso, y cuyas identidades aparecen en varios de los documentos encontrados en las maletas ocultas en una de las viviendas del extraditado jefe paramilitar.

Noticias Uno conoció que de los siete, uno ya murió, pero existen instrucciones claras sobre lo que se debe hacer con cada una de las propiedades que figuraban a su sombre, en caso de que él faltara. Los otros seis son reconocidos personajes de la sociedad cordobesa y aparecen como socios, inversionistas y testaferros del jefe paramilitar.

Los primeros análisis de los investigadores determinan que los movimientos financieros mensuales de cada una de estas personas están entre los 200 y 400 millones de pesos. Dentro de la lista estarían, entre otros, un importante dirigente gremial de Córdoba y el propietario de un medio de comunicación.

Se espera que la Unidad de Lavados de Activos de la Fiscalía determine la próxima semana si se vincula formalmente a «los seis de Mancusso» a la investigación mediante órdenes de captura.