Una nueva guerrilla con miles de excombatientes de las Farc dirigida por Iván Márquez y Jesús Santrich, líderes rebeldes que se marginaron del acuerdo de paz, podría estar en vías de «conformación», advirtieron este miércoles los investigadores de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), que recabaron información sobre el terreno y que alerta sobre un nueva organización armada en ciernes y que estaría bajo la orientación de los dos exnegociadores de paz requeridos por la justicia.

«La información que nosotros tenemos es que se está juntando esa disidencia política y esa disidencia armada, y eso da la posibilidad y el riesgo (…) a la conformación otra vez de un grupo guerrillero en Colombia, distinto al ELN que está en actividad», sostuvo León Valencia, director de la ONG, en conferencia de prensa.

Según Valencia, estos planes podrían concretarse «el año entrante».

Se estima que las disidencias cuentan con unos 1.800 miembros distribuidos en unos 24 grupos, y lo que podría ocurrir, según Pares, es que se unifiquen bajo el mando de los dos dirigentes. El Ejército, por su parte, asegura que esto grupos tienen 2.300 combatientes y que se dedican mayoritariamente al narcotráfico y la minería ilegal.

Ariel Ávila, subdirector de la fundación, precisó que Márquez está «muy cerca» de las «disidencias armadas». «Ahí tenemos un temor de que se esté formando una nueva guerrilla», insistió el experto. 

Hace más de un año que Márquez decidió apartarse del pacto de paz alegando incumplimientos del Estado, mientras Santrich es prófugo dentro del proceso que se le sigue por presunto narcotráfico. El también congresista es acusado por Estados Unidos de haber conspirado para traficar cocaína después de firmar la paz. 

Márquez y Santrich son estrechos aliados y son requeridos por Justicia Especial para la Paz. Contra Santrich incluso hay una orden internacional de captura a través de una circular roja de Interpol.

Publicidad

El gobierno de Iván Duque sostiene que Márquez y su excompañero de armas se ocultan en Venezuela, donde según las versiones oficiales también encontraron refugio líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla reconocida en Colombia.

AFP