Locales y turistas podrán subir con seguridad al santuario de Monserrate, cuyo nuevo sendero ha sido adecuado para la carga de visitantes, con estructuras reforzadas, así como las laderas que antes habían caído sobre la vía peatonal.