En sexto debate, La Cámara aprobó la “silla vacía”  para congresistas implicados con grupos insurgentes.  

 El acuerdo se dio luego de un consenso del Polo Democrático Alternativo y el Partido Liberal, donde se estableció, la suspensión inmediata de un congresista cuando sea vinculado a un proceso jurídico y si este es condenado, el partido perderá definitivamente su curul.

En el acuerdo, también se estableció la pérdida de la personería jurídica, si un partido político suma más del 50% de sus miembros condenados por relaciones con grupos ilegales. 

 En el acuerdo firmado por los representantes Franklin Legro (Polo Democrático) y Germán Olano Becerra (Partido Liberal), también se estableció que el porcentaje del umbral será del 3% para las elecciones del 2010 y del 5% para el 2014.