Aunque ya se sabe que dos balones gástricos pasados de su fecha de vencimiento fueron implantados dentro de dos directivas de la IPS Esimed, la Secretaría de Salud abrió una investigación para saber dónde están los demás. La Superintendencia también busca determinar cómo fue posible que un equipo médico hiciera el procedimiento dentro del régimen subsidiado y sin mirar la fecha de vencimiento del dispositivo médico.