El secretario distrital de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que la administración distrital es partidaria de que se penalice el porte de armas blancas en la ciudad y apoya el proyecto de ley que actualmente hace trámite en el Senado.

Jaramillo afirmó que ningún ciudadano puede estar portando un arma blanca en ningún lugar de la ciudad, a no ser que sea una persona que trabaje en cocina y necesite trabajar con estos artefactos.

El funcionario señaló que es necesario delimitar y señalar ese porte de armas blancas y aclaró, que para el caso de Bogotá, se busca poder reseñar a las personas que portan este tipo de armas de forma indebida y judicializar a aquellas que reincidan en la tenencia de las mismas.

“La idea es que quien actúe en una riña con un arma blanca, pueda tener una sanción más severa de lo que puede ser en una riña donde se utilicen los puños, esto permite ir graduando la judicialización”, señaló Jaramillo.

Según cifras presentadas por la secretaría de Gobierno, el porte de armas blancas genera más del 30 por ciento de los homicidios y muertes en Bogotá.

En 2012 la Policía Metropolitana incautó más de 340 mil armas blancas en toda la capital colombiana.