El hilo inicial de la investigación sobre propiedades de la tabacalera del presidente de Paraguay por contrabando de cigarrillos surgió de un trabajo periodístico conjunto entre un diario brasileño y la editora de investigaciones de El Tiempo, Martha Soto.