En la ampliación de la indagatoria ante la Sala Penal, Yidis Medina, aportó las  pruebas que demostraríann que ella y Teodolindo Avendaño recibieron, por parte del gobierno, dineros por favorecer la reelección presidencial.

En la diligencia judicial, Medina entregó a la Sala Penal de la Suprema Corte diez recibos de consignación por 200 millones de pesos que, según la ex congresista, le habían encomendado desde la Casa de Nariño entregar a Avendaño, como gratificación después de lograr  la aprobación del proyecto. Sinembargo la ex Representante confirmó que a Teodolindo le ofrecieron realmente 450 millones de pesos para que se ausentara de la sesión donde se aprobó el proyecto de la reelección.

Yidis Medina, que ya se encuentra recluida en la cárcel del Buen Pastor en Bogotá, entregó además documentos con los que demostró que le entregaron por lo menos cinco cargos estatales entre los que se cuentan notarías y direcciones regionales y zonales de institutos.

Medina ratificó las acusaciones que había hecho contra Sabas Pretelt, ex ministro del Interior y Diego Palacio, Ministro de Protección Social por ofrecerle personalmente favores si ayudaba con su voto a aprobar reelección presidencial.