Ya existe un seguro que le permitirá a los constructores colombianos afrontar riesgos como el del edificio Space de Medellín y la idea es que, hacia el futuro, se vuelva obligatorio.