Una deuda de 4 mil millones de pesos que el Hospital Universitario de Santander le debe al SENA desde 2012, originó el embargo y ahondó la crisis que hoy vive el centro asistencial más importante del oriente colombiano.

‘’Quedamos sorprendidos cuando en un transporte de un paciente, la Policía decide parar la ambulancia en pleno procedimiento asistencial y decirle al conductor que debía sacar al paciente y entregar la ambulancia’’, indicó el director Hospital Universitario.

Aunque los bienes del Estado son inembargables, este es producto de una multa por contratación ilegal que debe cobrarse, asegura el director del SENA.

‘’Me corresponde a mí cumplir la Constitución y la ley y hacer gestión, que esa deuda se pague. Ellos no se han acercado a hacer un acuerdo de pago, nosotros tuvimos que actuar y encontramos que el hospital tiene 10 ambulancias y ordenamos el embargo de tres’’, aseguró el director del SENA en Santander, Orlando Ariza.

Tanto conductores como pacientes, se mostraron indignados por la acción judicial del SENA.

‘’Grave porque nos toca meternos la mano al bolsillo y gastar de nuestros dineros para poder trasladarnos’’, manifestó un usuario del centro asistencial.

‘’Estamos en una emergencia amarilla en el hospital y las ambulancias son para los pacientes y creer que no tenerlas en operación pone en riesgo sus vidas y eso le hemos explicado al SENA’’, manifestó el director del hospital universitario de Santander, Julián Niño.

Como en anteriores embargos las directivas del hospital esperan que la Procuraduría suspenda esta acción judicial y reactive el servicio que hoy afectó a una docena de pacientes.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1