El incidente se registró en el vuelo 0094 de Avianca, que partió a las 6:57 de esta mañana.

La tripulación observó que la hostilidad contra la senadora aumentó de manera gradual luego de que el avión despegara, por lo cual tuvo que llamar la atención de los pasajeros.

La senadora Córdoba, que viajaba sin sus escoltas, evitó responder a los agravios.

La mayor preocupación surgió cuando algunos de los pasajeros se salieron de control y se temió por la integridad de la senadora. En especial, algunos hicieron ademanes que pudieron haber terminado en agresión física.

Las azafatas protegieron a la senadora en todo momento y, tras el anuncio del comandante de que se vería obligado de regresar la nave a la plataforma, cesaron los ataques.

Ante los ánimos caldeados, la tripulación se comunicó con la torre de control del aeropuerto en Caracas y, tan pronto la nave aterrizó, un cuerpo de seguridad de ese país asumió la protección de la legisladora.