Se dice en las facultades de Comunicación Social, que un perro que muerde a un hombre no es noticia, pero si el hombre es el que muerde al perro si. En este caso es todo un acontecimiento el secuestro de un perro alemán y además la condena  por este hecho a seis años a dos delincuentes, el hecho sucedió en Bogotá.

El hecho fue reportado por sus dueños al GAULA de la Policía Nacional en septiembre de 2007 y fue rescatado al sur de la ciudad en una veterinaria el 18 de octubre de ese mismo año.  

Los dos secuestradores fueron detenidos en la misma acción de recate después de un intercambio de disparos donde fue herido levemente un agente de la policía. 

En la investigación judicial, se encontró que los secuestradores enviaron fotografías y grabaciones de los ladridos como pruebas de supervivencia. 

Efe/el mundo.es