El opositor Juan Guaidó, reconocido por unos 50 países como presidente interino de Venezuela, pidió el lunes al Grupo de Lima y a Estados Unidos no abrir espacios a Nicolás Maduro, porque -a su juicio- hacerlo pondría bajo amenaza al continente.

«Es importante recuperar la democracia en Venezuela porque quienes hoy usurpan el poder amenazan la estabilidad del continente (…) Ser permisivos con la usurpación de poder sería una amenaza para toda América», dijo Guaidó en la reunión del Grupo de Lima que se desarrolla en Bogotá.

La reunión de los países del Grupo de Lima, se inició poco antes de las nueve de la mañana en el palacio de San Carlos, sede de la Cancillería colombiana, con la presencia del propio presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó y de ministros o representantes de los ministerios de relaciones exteriores de 13 países.

También cuenta con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien sostiene reuniones bilaterales con el presidente de Colombia, Iván Duque.