La muerte de la modelo y actriz Edna Patricia Espinosa en una liposucción, revivió el tema de las condiciones en las que se practican este tipo de cirugías y la calificación de los médicos…

la investigación ha encontrado varias irregularidades en la cirugía que aparentemente le costó la vida a la joven.

Prácticas irregulares en el ejercicio de la medicina encontró la Secretaría de Salud de Bogotá en desarrollo de la investigación por la muerte de la modelo y actriz, Edna Patricia espinosa, ocurrida esta semana en una clínica de cirugía estética al norte de Bogotá.

“De pie para hacer la investigación de fondo, es que no se cumplieron con protocolos esenciales, como que estas intervenciones las haga un médico especializado en cirugía estética y no un médico general.”

Los investigadores de la Secretaría de Salud intentan establecer si el médico que intervino a la modelo utilizó anestesia general para la operación.

“Nos dijeron que era menos de una hora que no la iban a dormir toda y que nos íbamos para Ibagué el mismo día”

“y el médico, eso se va  a trasladar al tribunal de ética médica por que se hizo una intervención para lo cual no estaba habilitado y no cumple con la idoneidad.”

El funcionario distrital también dijo que el médico alquiló el quirófano en el que trató a la modelo.

“De pronto en un afán comercial alquilan los quirófanos y efectivamente no se verifica que se cumpla con los protocolos. Igualmente la clínica no tiene ninguna relación directa de contratación con el médico, sino que al parecer le alquilaba el quirófano.”

Dichas situaciones, según el secretario de Salud de Bogotá, son suficientes para abrir investigaciones en primera instancia contra el médico general que se hizo pasar como cirujano plástico certificado y la clínica donde ocurrió el deceso.