Tan pronto aterrizó procedente de Londres, el presidente dio instrucciones a sus negociadores de trasladarse a Cuba, reunirse con los voceros de las Farc y no pararse de la mesa hasta lograr un nuevo acuerdo, al estilo de los cónclaves del Vaticano.

El jefe de estado explicó que se sistematizaron las 500 propuestas de los grupos del No, en 57 ejes temáticos que serán los que se tendrán que resolver a partir de hoy en La Habana.