Después de que circuló en Twitter una información en la que se asegura que los usuarios de Rappi tenían que responder por cualquier accidente del domiciliario, la compañía desmintió esa denuncia.«Es falso afirmar que el usuario-consumidor es responsable en caso de que un ‘rappitendero’ sufra un accidente».

Además, la empresa conocida como el primer ‘unicornio’ colombiano, aclaró que Rappi brinda una póliza de seguro a estos trabajadores.

«Esto los protege frente a accidentes que se puedan ocasionar durante la ejecución de una orden solicitada por un consumidor a través de la plataforma virtual Rappi», puntualizó la firma.

Este es el comunicado completo:

La información falsa citaba un supuesto caso en el que un usuario tuvo que pagar la atención e indemnización de un mensajero que había sufrido un accidente en el tiempo que duró el servicio.