El uso de un agente nervioso militar para envenenar al exespía ruso Serguéi Skripal en Salisbury, la versión defendida por el Reino Unido, «habría causado múltiples víctimas», afirmó este miércoles el gobierno ruso.

«Cualquier sustancia tóxica militar hubiera causado múltiples víctimas en el lugar del envenenamiento. Pero en Salisbury no era para nada el caso», declaró un alto responsable de la diplomacia rusa, Vladimir Ermakov, durante una reunión con diplomáticos extranjeros organizada por el gobierno ruso para expresar su posición.

En desarrollo