Durante una audiencia pública en el municipio de Tumaco el procurador Fernando Carrillo aseguró que «tenemos documentado que en por lo menos cuatro comunas de Tumaco se están presentando lo que nosotros creíamos que era una práctica erradicada, que son las mal llamadas casas de pique liderada por las organizaciones mafiosas de la zona», aseguró el jefe del ministerio público.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, aseguró que el Gobierno toma muy en serio estas denuncias e informó que desde la próxima semana se iniciará el plan de protección colectiva a los líderes y defensores de derechos humanos que están amenazados en el zona.

«Sería imposible ejercer alguna protección individual a los líderes amenazados y por eso iniciamos un esquema de protección colectiva que será diseñada por los organismos territoriales», finalizó el jefe de la cartera política.