Cuatro meses llevan los habitantes de Guamalito en Norte de Santander, sin agua debido a los últimos atentados al oleoducto Caño Limón Coveñas. Los campesinos aseguran que se quedaron sin agua para sus cultivos y sus animales.

Numar Quintero, presidente junta de acción comunal, indicó “el atentado que nos afectó el acueducto de  nuestro corregimiento se dio el 27 de abril, ya han pasado cuatro meses y es caótico. Las personas que deben haberse puesto al frente  de esta situación en el caso de Ecopetrol, responsable del mantenimiento del oleoducto, han venido dilatado sus responsabilidades tanto como el Gobernador y entes de control».

El derrame de crudo contaminó el acueducto y la quebrada La Virgen de esa población afectando a 7 mil habitantes.

María trinidad Contreras, habitante de Guamalito dijo que “es algo preocupante, eso produce tristeza, a uno le produce desesperación frustración, uno no encuentra sinceramente qué decir porque son cosas preocupantes».

Asimismo, José Alvernia Quintana, campesino añadió que “ahora la gente tiene que sacar sus animales y los afectados son los campesino. El agua se utiliza para riego y el consumo”.

Inés Rosalía Busto, la personera del municipio del Carmen Norte de Santander, dijo que por ahora con carro tanque suministran agua a la comunidad.

“Por parte de Ecopetrol, se nos ha informado que es un hecho de terceros y la comunidad sigue abasteciéndose con carro tanques, claro que si es el mismo cause afectado”, sostuvo Busto.

Publicidad

Los habitantes de Guamalito afectados por la violencia esperan que el anuncio del ELN de un cese de hostilidades regrese la tranquilidad a esa población.

Erique Cárdenas – CM&