La aeronave de la compañía aérea TACA, con 142 pasajeros cayó en un desnivel mientras aterrizaba en el aeropuerto de Tegucigalpa.

Los primeros reportes informan que varias personas resultaron heridas y algunos pasajeros presentaron problemas respiratorios por el humo, y aun no se conoce con exactitud el número de víctimas fatales, que según versiones no confirmadas podrían ser 2, uno de ellos es el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el nicaragüense Harry Brautigam.

El avión que cubría la ruta El Salvador – Hoduras, se incendió luego de intentar aterrizar.

Los equipos de socorro informaron el rescate de los dos pilotos, sanos y salvos luego de que quedaran atrapados en la cabina.

Las primeras versiones indican que el accidente se debió a la pista mojada y el mal estado de la misma.