Siete registradores del departamento del Atlántico fueron capturados por la Fiscalía General de la Nación en desarrollo de investigaciones relacionadas con posible corrupción en tráfico de migrantes.

Los funcionarios de la Registraduría en los municipios de Malambo, Candelaria, Ponedera, Luruaco, Santo Tomás y Barranquilla fueron capturados al expedir registros civiles de nacimiento extemporáneos a ciudadanos extranjeros mediante la utilización de testigos falsos.

“Los extranjeros, en su gran mayoría ciudadanos venezolanos y cubanos, pagaban a los registradores sumas que oscilaban entre los 600 mil y un millón de pesos, estas personas una vez obtenían su registro civil como ciudadanos colombianos, procedían a solicitar su cédula de ciudadanía y demás documentos que los acreditaran como colombianos, para así poder viajar, en algunas ocasiones, hacia un tercer país o bien, poderse mover, libremente, dentro del territorio nacional”, señala un comunicado de Migración Colombia.

Publicidad

Los registradores serán puestos por Migración Colombia a disposición de un juez de garantías y deberán responder por tráfico de migrantes, cohecho, prevaricato por acción, falsedad en documento público y concierto para delinquir.