17 homicidios en lo que va corrido del año, dejan los enfrentamientos de bandas delincuenciales en Bello, norte del Valle del Aburrá. Dos asesinatos y un menor de edad retenido son los hechos más recientes.

«Ya está confirmado, hay una persona muerta, se trata de alias ‘Pecueca’ que es un hombre del Niquia Camacol, se llevaron a su hermano, que es un joven de 13 a 14 años, se lo llevan secuestrado y después asesinan a otra persona, se dice que es inocente y la situación sigue tensionada», explicó Luis Fernando Quijano, analista de conflicto urbano.

Los establecimientos públicos son obligados a cerrar temprano, las bandas controlan carteles para la distribución de arepas, lácteos y gas. Las calles están vacías en cuanto empieza a oscurecer.

Alejandro Lema, personero de Bello, indicó que «estamos esperando que las autoridades tomen las medidas pertinentes para poder parar esta ola de violencia. Las hipótesis son dos, el reacomodo de las estructuras criminales y otro los ajustes de cuentas».

Muchas de las amenazas se dan por redes sociales, unas con información falsa. El tema se analizó en el consejo de seguridad departamental.

«También recibimos la información que hay una célula urbana del ELN que se llama Camilo Torres que está también operando en Bello. Todas estas informaciones le ha llegado al Consejo de Seguridad y sobre ellas se va a empezar a trabajar a ver cuál es el objetivo de tener una guerra en redes sociales asustando, inclusive, con videos falsos», indicó Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia.

80 hombres del Ejército apoyan a la Policía Metropolitana en el control del orden público de este municipio. A partir de este lunes están prohibidos los parrilleros hombres en las motos y a partir de mañana las mujeres.