Dirigentes de la minga indígena, campesina y popular indicaron su intención de diálogo con el Gobierno, pero no aceptan la condición de desbloqueo puesta por el presidente Duque. Celebraron anuncios de la ONIC de convocar a una gran movilización nacional a la cual también llamaron a otros sectores sociales.

En rueda de prensa, en la sede del Consejero Regional Indígena del Cauca (Cric), en Popayán, líderes de la minga que hoy completa 18 días, reiteraron su intención de seguir negociando en la mesa técnica instalada con el Gobierno, pero pidieron que el sitio de concentración sea en el sector de El Pital, sobre la vía Panamericana.

«Ojalá, esta vez, venga una interlocución que sea seria, que sea transparente, que sea clara y que no siga dilatando los tiempos para nosotros ir mirando cómo avanzamos», dijo Giovany Yule, dinamizador del Cric. 

Afirmaron que mantendrán el dominio de tres corredores viales (la Panamericana y dos salidas  al Huila) y descartaron la posibilidad de un desbloqueo; indicaron que fortalecerán otros puntos de concentración en donde buscarían más taponamientos.

«No lo hay hasta que el señor presidente diga qué día y qué hora va a venir a interlocutar y a conversar con los más de, hoy, 25 mil mingueros», aseguró Yule.

Los indígenas y campesinos también anunciaron la llegada de más manifestantes a la vereda Párraga, municipio de Rosas, sur del Cauca.

En un hecho no relacionado con la minga, ocho militares resultaron heridos en la vereda Marilopez, zona rural de Buenos Aires, hasta ahora se conoce que los uniformados se dirigían a la zona veredal de El Ceral a dejar abastecimiento a las tropas cuando fueron atacados por un grupo aún sin identificar.